Los 3 tripulantes de Moraira salvan la vida agarrados 18 horas en el mar a una caja de sardinas, dejando bajo las verguenzas  a Salvamento Marítimo que no se enteró, con seguridad que habrá medallas de Rodríguez Valero para todos incluídos los de la náutica de recreo, después de ir a la caja del dinero público, coger unos billetitos y pagarlas, de su bolsillo, ná de ná.

"La embarcación se hundió tan deprisa que no nos dio tiempo ni a coger los chalecos salvavidas". Julián Pascual, de 37 años y vecino de Benitatxell, patrón del barco "Ricardo Noveno", barco de recreo que se fue a pique ayer día 8 de Junio de 2017, sobre las 17 horas, cuando navegaba a 9 millas del Cap de la Nau, los sistemas de seguimiento y control de la costa y fronteras, junto a los de vigilancia, todos han fallado.